Mascarilla casera

MASCARILLA CASERA PARA PIELES IRRITADAS

Algunos productos pueden maltratar la piel. Esta solución casera hará que su rostro luzca suave nuevamente.

Engrase primero la piel seca con aceite de almendras. A continuación, vierta un poco de agua hirviendo sobre 100 g de flores de manzanilla. Añada el agua de a poco hasta que se forme una pasta. Deje enfriar por 10 minutos, aplique la pasta sobre una compresa y colóquela sobre el rostro. Deje actuar por 20 minutos y enjuague primero con agua tibia y luego con agua fría para reactivar la circulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *