Jabones Caseros: Materiales y Precauciones

Como preparar jabones caseros

Materiales y precauciones necesarias

– Usaremos un delantal de mangas largas

– Protección para nuestros ojos (pueden ser gafas u otros)

– Guantes de látex

– Utensilios de madera (una cuchara de madera, exclusiva para esta labor)

– Una balanza de cocina la cual podamos calibrar, y una de mayor precisión para otros productos.

– Una batería de cocina , indispensablemente de acero inoxidable (NUNCA de aluminio, hierro, zinc u otro metal)

– En lo posible un termómetro de alcohol, que tenga un rango amplio (no usar de mercurio)

– Utensilios de plástico, como cucharas para medir, envases, y otros que nos servirán como moldes.

– Una batidora eléctrica de mano, (de las usadas para hacer puré de bebés)

– Muchos repasadores o paños de cocina, ustedes mism@s se darán cuenta.

– Aceites y/o grasas animales y vegetales

– Soda cáustica pura (tambien conocida como sosa cáustica), (Na(OH)), y para jabones líquidos potasa cáustica (K(OH)). Se puede conseguir en una ferretería, (asegurándonos de su pureza, no es aconsejable la destinada a asuntos de plomería) o bien de algún laboratorio químico.

– Aceites esenciales, en lo posible no fragancias, por si queremos aromatizar nuestros jabones

– Colorantes naturales, no usar los de grado alimenticio, solubles en agua, (ver colorantes)

– Un lugar MUY seguro para guardar nuestro materiales, (con especial énfasis en la soda o potasa cáustica), lejos del alcance de niños, animales o personas curiosas.

– Siempre mantener cerca vinagre por posibles salpicaduras del material cáustico.

– Un estante aislado de las temperaturas extremas, mientras «curamos» el jabón.

– El mejor lugar para prepararlos, es la cocina, una vez que ha terminado de utilizarla para preparar alimentos.

Todos estos cuidados deben ser observados cuidadosamente.

fuente: mailxmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *